La educación financiera un desafío global

Capacitar a las personas para tomar mejores decisiones sobre el manejo de sus finanzas, dotarlas de las herramientas básicas para tener una mejor salud financiera, es un desafío que todos los países deben enfrentar, si dentro de sus objetivos está, el poder brindar un mayor crecimiento económico, más bienestar y estabilidad financiera.

En el marco del evento EduFin Summit 2019 realizado la semana pasada en España, los expertos plantearon que de cara a la transformación digital se presentan nuevos riesgos y la falta de conocimiento puede genera exclusión financiera, principalmente a las personas mayores y a quienes presentan bajos ingresos; dado que resultan ser quienes tienen menores niveles de conocimiento digital y financiero.
El presidente del grupo financiero español BBVA, Carlos Torres Villa, señaló durante el evento que, “el fomento a la educación es la clave para enfrentar los retos sociales, porque es la verdadera puerta a las oportunidades, y eso es especialmente cierto en cuanto al conocimiento sobre el dinero y sus finanzas”.


Así mismo añadió que sin una adecuada educación financiera, es difícil tomar conciencia de las implicaciones que tienen en el futuro las decisiones que se toman en cada etapa (especialmente aquellas relacionadas con consumo), de lo que supone endeudarse en exceso, el no tener cubiertos riesgos que pueden ser catastróficos, así como el aumento de la expectativa de vida y las dificultades para mantener el nivel de vida cuando se pierde la fuente principal de ingreso.


Segú diversos estudios, los conocimientos sobre el adecuado manejo de las finanzas en las personas es bajo, lo que lleva a que “se tomen decisiones que lejos de mejorar su vida y su salud financiera, les generan problemas”. Por tanto se hace necesario implementar la educación financiera de manera efectiva e inmediata desde la temprana edad; facilitando de este modo condiciones favorables para el futuro de la población.


Por otra parte sin el adecuado fomento a la formación financiera, no solo las personas se ven afectadas, sino que así mismo, también el sistema financiero; puesto que de acuerdo a Ronaldo Arellano, consultor peruano, “la gente va a la acción sin informarse y entra en un círculo vicioso: no sabe cómo o cuánto tiene que pagar, se enoja con el sistema y se excluye; por tanto pierde no solo la persona si también el sistema financiero y la economía en su conjunto”.


Aunque no existan datos sobre el impacto de la educación financiera en el PIB, sí existe evidencia clara que demuestra que los países que cuentan con mejores puntajes en conocimiento financiero, tienden a ser más ricos, sus niveles de inequidad son menores y las personas tienen menor probabilidad de caer en la pobreza.


Fuente: Portafolio.

 

Modificado por última vez en Miércoles, 24 Julio 2019 01:27

    Boletín de Noticias

    News letter